Saltar al contenido

soñar con viboras

28/12/2019

soñar con viboras

Ciertas personas piensan que una víbora representa la inventiva y la sabiduría del inconsciente. La especialista en sueños Barbase Condron afirma, “Los individuos que son enormemente creativos o bien muy en sintonía con ellos mismos y su conciencia son los más propensos a tener sueños de víbora.”

¿Soñaste que una víbora te mordió en tu sueño?

Eso puede ser aterrador; de manera frecuente esto señala un temor de que alguien en tu vida te vaya a ocasionar daño. Valore sus relaciones y considere cuáles son tóxicas. Si hay alguien que puede herirte o bien traicionarte, es hora de admitirlo. Por otra parte, una mordedura de víbora asimismo podría representar que algo en tu vida está a puntito de mudar drásticamente, mas para mejor.

soñar con viboras

Una víbora que está mudando de piel en tu sueño está señalando transformación y cambio. Pregúntese de qué manera se sintió cuando soñó esto: ¿tenía temor, estaba conmovido o bien lo admitía? ¿Existe algún género de cambio próximo que temes? ¿Está su vida en una fase transitoria? Quizá la víbora te persigue. Eso puede ser bastante aterrador; puede representar que estás eludiendo lidiar con una situación desapacible.

¿Qué hay de las víboras que efectúan actividades infrecuentes en tus sueños? En algunos casos, es posible que te halles teniendo una charla con una víbora. ¿Qué debía decirte? ¿Es una advertencia, dando sabiduría, animándote a continuar en tu camino actual? Quizá es una víbora que ofreciendo sugerencias en lo que se refiere a su desarrollo espiritual o bien sacrificios creativos. ¿Se sintió deseoso cuando la víbora le charló, o bien se sintió apacible?

¿Dónde viste la víbora en tu sueño?

Muchos especialistas en interpretación de sueños-y más de unos pocos sicólogos-piensan que la víbora es representativa del hombre, debido al simbolismo fálico de la víbora. Si sueñas con una víbora venenosa, puede ser pues hay un hombre tóxico o bien peligroso en tu planeta. Si te identificas como hombre, esa persona podría ser

¿Qué te afirma una víbora de ti?

Los sueños semejan asistirnos a procesar las emociones codificando y edificando recuerdos de ellas. Lo que vemos y experimentamos en nuestros sueños es posible que no sea necesariamente real, mas las emociones asociadas a estas experiencias sí lo son. Nuestros relatos de sueños tratan fundamentalmente de desposeer a la emoción de una cierta experiencia creando un recuerdo de ella.

la aparición de una víbora en un sueño señala algo de lo que no te percatas de que debes ocuparte.

Generalmente, las víboras señalan cosas en nuestro subconsciente que nos asustan o bien, por lo menos, nos preocupan. De forma frecuente, pues es nuestro subconsciente, no sabemos que es una cosa que nos preocupa. Cuando sueñes con una víbora, considéralo un mensaje de los rincones de tu psique. Te dice que o pasa algo de lo que deberías preocuparte y de lo que no eres consciente, o está validando tus temores existentes.

soñar con viboras

Si sueñas con una víbora, o bien cualquier otro animal, debes asegurarte de redactar tu sueño tan pronto como te despiertes, a fin de que no lo olvides. Incluya factores clave como lo que hacía la víbora, dónde estaba situada, el color y la especie, y de qué manera se sintió cuando la vio o bien interactuó con la víbora. Cuando lo hayas hecho, vas a poder determinar el mensaje que la víbora trataba de mandarte desde tu subconsciente.

Fuentes
Bulkeley, Kelly. “La Ciencia del Sueño: nueve Puntos Clave”. “Sicología El día de hoy”, Sussex Publishers, www.psychologytoday.com/us/blog/dreaming-in-the-digital-age/201712/the-science-dreaming-nueve-key-points.
Cheung, Theresa. La Enciclopedia de los Elementos de veinte Sueños: Lo último de la A a la Z para interpretar los secretos de tus sueños. Elemento Harper, dos mil seis.
>cite>Linden, Sander van der. “La Ciencia tras el Sueño”. “Scientific American”, veintiseis de julio de dos mil once, www.scientificamerican.com/article/the-science-behind-dreaming/.
Robinson, Stearn, y Tom Corbett. “El Diccionario del Soñador”. Grand Central Publishing, mil novecientos ochenta y seis.